Sostiene que los múltiples desastres de origen natural, entre ellos el terremoto de 2010, han demostrado que "los suelos importan" y no da lo mismo en qué tipo de sitio se construye un determinado proyecto.

“Métodos de diseño que se aplican en ingeniería geotécnica han experimentado cambios importantes”

CHRISTIAN LEDEZMA, ACADÉMICO DE INGENIERÍA ESTRUCTURAL Y GEOTÉCNICA UC:

En un país sísmico como Chile, la correcta evaluación e interpretación de las propiedades dinámicas de los suelos es de suma importancia en temas tan variados como la estabilidad sísmica de laderas y de sistemas de contención, en la estimación de cómo un determinado sitio vibrará en un futuro terremoto, así como en la evaluación del desempeño sísmico esperado de un tranque de relaves.

“En este sentido, las soluciones geotécnicas tienen alta relevancia, al permitir mejorar el comportamiento sísmico de diversos proyectos de ingeniería. Al estar bien diseñadas, pueden reducir de manera importante la probabilidad de ocurrencia de situaciones adversas o peligrosas”, explica Christian Ledezma, académico de Ingeniería Estructural y Geotécnica UC.

Mediante el uso de herramientas analíticas, numéricas y experimentales, la ingeniería geotécnica se encarga del análisis y diseño de sistemas que involucran suelos y rocas, tales como fundaciones, taludes, estructuras de contención, túneles y depósitos de relaves.

-¿Por qué la geotecnia es un eslabón fundamental de la construcción de proyectos?

“Para la correcta ejecución de cualquier proyecto de ingeniería civil, se requiere de la participación coordinada de un gran número de especialidades. Dentro de ellas, la geotecnia tiene un rol muy relevante, porque cualquier obra de infraestructura, finalmente, deberá apoyarse en suelo o en roca y deberá interactuar con dicho material. Para que la geotecnia sea un verdadero aporte al desarrollo de los proyectos, es necesario estudiar los antecedentes geológicos del sector y, a partir de ello, desarrollar una campaña de exploración geotécnica apropiada para definir los ensayos que se deberán realizar, tanto en terreno como en laboratorio. Luego del análisis de estos antecedentes, el ingeniero geotécnico deberá desarrollar un modelo que involucre, entre otros, geometría y propiedades de los materiales encontrados, como suelos y rocas. Después, mediante el uso de herramientas analíticas y numéricas apropiadas, el ingeniero podrá evaluar el desempeño esperado de la obra y, entonces, tomar decisiones que pueden significar adecuaciones al proyecto. La geotecnia también debería tener una participación importante en la fase constructiva de los proyectos, para verificar en terreno que los supuestos adoptados en la fase de modelación eran los apropiados y, de ser necesario, realizar modificaciones o refinaciones a los análisis desarrollados previamente”.

 -¿Cómo han cambiado los métodos de diseño? ¿Estos han permitido predicciones más cercanas a la realidad?

“Los métodos de diseño que se aplican en ingeniería geotécnica han experimentado cambios importantes a lo largo del tiempo, gracias al fruto de avances en diversas áreas. En esta oportunidad, destacaremos solo tres de estos avances. Primero, existe un número cada vez mayor de investigadores alrededor del mundo que se encuentran desarrollando nuevos modelos para el análisis y diseño de estructuras geotécnicas. Por otro lado, el crecimiento sostenido en la capacidad computacional hoy hace posible generar modelos numéricos cada vez más complejos, capaces de capturar fenómenos que hace unos años era imposible manejar apropiadamente. Finalmente, el incremento en el número y en la calidad de sensores y equipos que permiten monitorear la construcción y el comportamiento de obras, ha permitido calibrar de mejor manera los diferentes modelos existentes.

A pesar de todos los avances descritos, un conocimiento y manejo profundo de los conceptos fundamentales de la mecánica de suelos, de la dinámica y de la física en general, junto al denominado ‘juicio ingenieril’, siguen siendo las herramientas más poderosas al momento de tener que tomar decisiones de diseño”.

 -¿Qué tecnologías han cambiado la geotecnia?

“Es importante destacar lo avanzado que está Chile en la adopción de nuevas tecnologías. Sin embargo, sumaría al tema el uso de compactación dinámica y de jet-grouting para ‘mejoramiento de suelos’ y el de muros pantalla como sistema de sostenimiento o para el control de infiltración de fluidos contaminados. Junto con estas tecnologías, es importante destacar la rápida adopción del uso de la exploración geofísica, posterremoto de 2010, para la determinación de las propiedades de rigidez del subsuelo como medida principal para la clasificación sísmica de sitios, un tema de gran relevancia para el diseño sísmico de estructuras de distinta índole”.

 -A su juicio, ¿qué desafíos posee Chile en materia de soluciones geotécnicas?

“Los desafíos son múltiples, pero me gustaría destacar dos en particular. Primero, es necesario fortalecer la relación entre la industria y la academia, especialmente desde esta última. Creo que debemos buscar mejores maneras de dar respuestas concretas a las necesidades reales de las empresas. Desde la industria, en tanto, es fundamental compartir experiencias y datos, para aprender de este sector y mejorar nuestros trabajos de investigación, algo que se podría desarrollar con mayor fuerza.

Segundo, más que un desafío, es un mensaje. Como lo han reflejado múltiples desastres de origen natural, entre ellos el terremoto de 2010, ‘los suelos importan’ y no da lo mismo en qué tipo de sitio construyo un determinado proyecto, cuánto invierto en el correcto desarrollo de una solución geotécnica y cuál es el grado de preparación de los profesionales que están detrás de las iniciativas. Al final, estos factores pueden determinar la diferencia entre un proyecto exitoso y uno defectuoso”.

Fuente: Economía y Negocios